Back to top

Why Code?

Teaching children how to code, means teaching them a programming language that runs computer programs, apps, devices and games. “Coding” is shorthand for computer programming. There are various programming languages, such as Java, Python, C++. Knowing one programming language makes it much easier to learn other programming languages. Teaching children coding is catching on with non-profits, special interest groups, large-scale philanthropies, and the media for a very good reason: kids who code will have a tremendous advantage in the job market.

The ability to program the various technological tools that infuse our daily lives is currently in high demand in the job market and the demand is only growing. Estimates vary in optimism, but the projected numbers range between 1.4 million and 2.1 million jobs in computer science and STEM-related fields of science, technology, engineering and math by 2020. Back planning for this human resource need means preparing all kids today to seize the opportunity it presents.

Here are some things parents can do today:

Spark Interest in Coding

Expose your child to computer coding early in their life. Children as early as four years old can learn the fundamental concepts of computer programming in fun, interactive ways. Guide your child to playing games or using software that promote learning to code. Code.org and Computer Science Education Week are great resource hubs for children of all ages.

Nurture Curiosity

Look for community programs, STEM or computer science-focused summer-camps at community colleges or the state universities. If you do a search on YouTube for teaching kids to code, about ninety thousand videos pop up. Encourage your child to watch them, or better yet, watch them together. Learning a new literacy is strongly supported when it is modeled. It’s the same notion as reading to your children. You spend bonding time together in this new literacy space that creates positive memories around the learning experience. If it’s Greek to you, ask your child to explain it. YouTube and Khan Academy are great resources for this kind of learning because you can set the pace of your and your child’s learning, pausing when needed or to ask questions.

Build Confidence

Learning to identify problems and fix them or debug them can be a frustrating process. Encourage your child through their short-term failures; remind them of how far they have come in their understanding from when they began. Guide your child to see what was learned in the ‘failure’ that led to the positive outcomes. Give your child recognition for little successes. Like learning any language, it will take time and effort. But it is time and effort that couldn’t be better spent; it helps your children develop critical thinking skills and helps set a foundation for future learning. Being involved in your child’s learning is one of the simplest and most powerful single things you can do as a parent. It doesn’t mean having all the answers or knowing the content ahead of time. It means being present for your child’s unique learning process.

Be an Advocate

As your child’s closest advocate, it’s important to know what local resources are available and what resources need to be made available. Talk to your child’s teacher or school administrators about getting computer science courses, or at least provide resources and learning opportunities, if the school does not have any. If they do, strongly encourage your child to sign-up and take advantage of them. Attend PTA/PTO/school board meetings and make your voices heard. Start a petition and send it to the district superintendent. Or better yet, write an old-fashioned letter. Organize a parent letter writing night if you are in a community where such a need can no longer go ignored. Talk with the local librarian about resources. If there aren’t many, ask the librarian to order them. Libraries do their acquiring based on the perceived needs and interests of their communities.

Coding may not be for every child, but every child should have the opportunity to make that decision after checking it out. As parents, we can support, encourage, and advocate—and we should. There’s a future world of opportunity in computer science-related fields and all our children deserve a chance to participate in it and benefit from it. It’s a skills and knowledge-based opportunity. If parents, the local community, and educators collaborate, it can be an equal opportunity.

Nicole A.
Zdeb
Aug 4, 2014

Enseñarles a los niños a codificar es enseñarles un lenguaje de programación que se ejecuta en programas de computación, aplicaciones, dispositivos y juegos. Suelen llamarlo “codificación” o programación informática. Hay varios lenguajes de programación: Java, Python, C++. Si conoces un lenguaje de programación es mucho más fácil aprender los otros. La codificación está teniendo cada vez más seguidores entre organizaciones sin fines de lucro, grupos de interés, filantropías de gran escala y medios de comunicación debido a una muy buena razón: los niños que sepan codificar tendrán una importante ventaja en el mercado laboral.

Estas son algunas de las cosas que pueden hacer los padres hoy:

Despertar el interés en la codificación

Expone a tu hijo desde pequeño a la codificación de computadoras. Desde los cuatro años, los niños pueden aprender los conceptos fundamentales de la programación en un contexto divertido e interactivo. Guíalo en juegos o software que promuevan este aprendizaje. Code.org y Computer Science Education Week ofrecen recursos muy interesantes para niños de todas las edades.

Alimentar su curiosidad

Busca programas de la comunidad, campamentos de verano dedicados a STEM o computación en universidades de la comunidad o del estado. Si buscas tutoriales en YouTube de cómo enseñarles a los niños a codificar, aparecerán alrededor de noventa mil videos. Incentiva a tu hijo para que los mire o, mejor aún, mírenlos juntos. Cuando se comparte el aprendizaje de una nueva competencia, esta se afianza mucho mejor. Es el mismo concepto de cuando les lees a tus hijos. Comparten un momento en este nuevo espacio que crea recuerdos positivos alrededor de la experiencia del aprendizaje. Si para ti es lo mismo que chino, pídele a tu hijo que te lo explique. YouTube y Khan Academy son recursos muy prácticos porque puedes establecer tu ritmo y el de tu hijo, pausando o preguntando las veces que lo necesiten.

Estimular su confianza

Aprender a identificar un problema y solucionarlo, o depurarlo puede resultar un proceso frustrante. Incentiva a tu hijo por medio de sus errores a corto plazo; recuérdale lo lejos que llegó y cómo comenzó el proceso de aprendizaje. Guía a tu hijo para ver qué aprendió de esos “errores” que lo llevaron a un resultado positivo. Reconócele cada uno de sus aciertos. Así cómo ocurre a la hora de aprender una nueva lengua, requerirá tiempo y esfuerzo. Pero un tiempo y esfuerzo que no podría ser mejor invertido; ayuda a tus hijos a desarrollar habilidades de pensamiento crítico y a establecer una base para el aprendizaje futuro. Involucrarte en el aprendizaje de tu hijo es una de las cosas más simples y más significativas que puedes hacer como padre. No se trata de tener todas las respuestas o de saber el contenido de antemano. Significa estar presente en el proceso de aprendizaje de tu hijo.

Defender sus intereses

Como defensor de los intereses de tu hijo, es importante que conozcas cuáles son los recursos disponibles en tu zona y qué recursos habría que incorporar. Habla con la maestra de tu hijo o con los administradores de la escuela para que se agreguen clases de computación o, al menos, se brinden recursos y oportunidades de capacitación, si la escuela no los tiene. Si cuentan con ellos, incentiva a tu hijo para que se inscriba y aproveche esas clases. Asiste a las reuniones de PTA/PTO/la escuela y comparte tu opinión. Realiza una petición y envíala al superintendente del distrito. O, mejor aún, redacta una carta. Organiza una reunión entre los padres para redactar cartas si estás en una comunidad donde ya no se puede ignorar más esa necesidad. Conversa con el bibliotecario local sobre los recursos disponibles. Si no hay muchos, pídele que se reabastezca. Las bibliotecas encargan nuevos materiales según las necesidades e intereses percibidos en sus comunidades.

Es posible que la codificación no sea para todos los niños, pero todos los niños deberían tener la oportunidad de tomar esa decisión después de intentarlo. Como padres, podemos apoyar, incentivar y defender los intereses de nuestros hijos, y debemos hacerlo. Hay todo un mundo de oportunidades que los espera en los campos relacionados con la computación, y todos los niños merecen poder participar y beneficiarse de ellas. Es una oportunidad basada en las habilidades y en el conocimiento. Si hay colaboración de los padres, la comunidad local y los educadores, puede convertirse en una opción para todos por igual.